La prisión Modelo de Barcelona se inauguró el 1914 y cerró en 2017. Un año más tarde abre de nuevo las puertas convertida en un espacio de memoria y centro de actividades para la ciudadanía.

Para explicar a los visitantes la historia de la Modelo a lo largo de los años hemos diseñado una señalización que nos informa de diferentes aspectos en un recorrido por los espacios más relevantes.

Unas contundentes planchas metálicas, con perforaciones, fijadas con candados a las paredes podrían integrarse en el paisaje, pero la aplicación de un color sorpresivo sirve para hacerlas destacar en el entorno. Una gráfica clara y directa nos permite mostrar en dos idiomas los textos y fotografías.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail to someone