Dos propuestas diferentes para invitar a una degustación de Rom Pampero: la golosina y el hinchable.

Fáciles de transportar, enfriar y servir; divertidos de consumir.